• 1881

    En un pueblo de Castilla, había una modesta y pequeña confitería donde se hacían chocolates artesanos y galletas. Su nombre era Fontaneda, en honor a su fundador de origen burgalés Eugenio Fontaneda.

  • 1913

    Una deliciosa galleta redondeada que se convirtió en el desayuno de millones de españoles.

  • 1918

    Esta frase es la que el Sr. Fontaneda cantaba en las calles para vender sus galletas… y hoy se ha convertido en todo un símbolo de la marca.
    ¿Te atreves a cantarlo?

  • 1923

    Las Galletas Fontaneda salían por primera vez en cadena gracias a la modernización de su proceso productivo.

  • 1950

    Con el paso de los años la marca fue creciendo y entró en millones de los hogares españoles. ¿Recuerdas nuestros primeros anuncios? “De galletas Fontaneda qué grato recuerdo queda”

  • 1958

    En los años 60 la fábrica sufrió un incendio y todos los del pueblo formaron una cadena con cubos de agua para apagarlo. Con el resurgir de las cenizas, la fábrica se equipaba con nuevas máquinas, mejores instalaciones y conciencia de fábrica exportadora.

  • 1965

    ¡Cuántos buenos momentos compartidos con amigos y familia con las galletas Fontaneda durante tantos años!

  • 1972

    Regalando sonrisas de generación en generación…
    ¡Qué buenas son las galletas Fontaneda!

  • 1995

    ¡Regalando sonrisas desde hace tiempo!

  • 2001

    El equilibrio que tanto buscabas entre disfrute y nutrición. Deliciosas galletas ricas en cereales, con una textura y un sabor inconfundibles. ¿Ya las has probado todas?

  • 2008

    Érase una vez…un tierno osito al que todos llamaban Lulu, el fiel amigo que alimenta los desayunos y las meriendas de los más pequeños de la casa, desarrollando productos especialmente pensados para ellos, nutritivos y divertidos.

  • 2011

    Después de
    su gran éxito en Europa,
    llegaba a España con dos
    riquísimas variedades: leche y
    cereales, y chocolate y
    cereales. Y si una galleta es
    buena, ¡¡dos son RE-BUENAS!!
    Un año después belVita
    presentó las Corazón Cremoso:
    dos sabrosas galletas con un
    delicioso relleno. Crujientes por
    fuera y cremosas por dentro.